miércoles, 11 de enero de 2012

SERPIENTES DEVORA HOMBRES


Esta foto me pone los pelos de punta



Solo una vez en mi vida toqué a una serpiente pitón, fue en el zoo de Madrid. Su cuidador la sacó al exterior para mostrarla y dejaba que la acariciaran. A mi se iban los ojos tras ella con el deseo de experimentar y el miedo a tocar. Al final me animó su cuidador y el hecho de que mis hijas la tocaron y la serpiente ni se movió. A pesar de todo mi mano vacilaba, hasta que al final, con sumo cuidado, la rocé. Mi sorpresa fue grande, pues en vez de hallar una piel áspera, ví que ésta era suave. Siempre había pensado que sus escamas eran como las de los peces. Lo que hace la ignorancia!!!.

Claro que, ni por asomo, esa serpiente era igual a la que muestra la foto. Si veo esa ante mis narices, no hace falta que me mate ella, ya me muero yo sola del susto.

Ésta es una serpiente pitón reticulada de 6,9 metros, ubicada en Sierra Madre, Filipinas. La pitón reticulada macho alcanza los 5 metros de longitud y los 20 kilos de peso, mientras que la hembra puede medir el doble y pesar 75 kilos.

Los Agta son un pueblo ampliamente extendido en Felipinas y el sur de Asia. En 1990, el cambio a una vida sedentaria fue completo y ahora están amenazados por la extinción.

Investigadores comprobaron una alta incidencia de ataque de estas pitones a los miembros de la comunidad Agta. Los pitones atacaron a 15 de 58 hombres y a 1 de 62 mujeres. Ellos dicen que es porque los hombres pasaban más tiempo en la selva, yo digo que a lo peor es que consideran más exquisita la carne de los hombres que de las mujeres.

Pero los Agta también comían pitones, entre otras cosas, así que más o menos andan a la par.

Si les interesa la noticia pueden verla AQUI

4 comentarios:

  1. Xad con lo liado que estoy y me digo voy a entrar un ratito al blog de mi amiga Xad, y ahora por tu culpa no pego ojo esta noche, jajaja madre mía que bicho. Sabes, yo de pequeño comí bastantes lagartos y alguna que otra culebra. Están muy buenas, la carne es parecida al lagarto o la rana, no tiene ni gota de grasa y es mas blanca que la del pollo, ¡¡¡uuuhhhh!!!.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  2. Eso no es nada con lo que hay por aquí.
    Aquí un político puede tragar mil veces su peso en euros sin mover un músculo.
    Y encima cada cuatro años le vuelven a elegir.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Jeje, Zorrete. Esta es la mamá de las que comiste tú. Dicen que es rica la carne de serpiente, pero seguro si la pruebo yo me paso la noche con la cabeza dentro de la taza del water.

    Capitán, esos que mencionas son anacondas que están metidas en el charco, silenciosas, hasta que salen a la luz y te devoran. Son insaciables, pero masocas que somos, pasamos, como bien dices, cada cuatro años por la charca y las hacemos salir. No aprendemos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Los bichos de cuatro patas son peores que las serpientes, a las que tengo verdadero pánico solo de verlas me entra "repelus" tan pequeñas y tan matonas.

    ResponderEliminar

El respeto es la base del entendimiento entre los seres humanos.