viernes, 15 de abril de 2011

PEDERASTIA


Hoy he leído la noticia de la detención de dos personas (un alemán y un sueco) que compraban niños en Latinoamérica para venderlos a pederastas alemanes. Y para más INRI , se camuflaban como una organización de ayuda humanitaria fundada por ellos mismos con el supuesto objetivo de ayudas a niños abandonados o huérfanos a causa del terremoto de Haití. No dan el nombre de la ONG  (pienso que deberían publicarlo).

Flaco favor les hacen a las ONG que verdaderamente se preocupan por ayudar a la gente, pues si hoy en día se desconfía de todo, viendo ésto se desconfiará aún más.

Uno de los policías que dirigen la investigación dice que “Quien hace el esfuerzo de hacer llegar desde el extranjero a menores para abusar sexualmente de ellos, no solo tiene que contar con un gran círculo de cómplices, sino con una gran influencia y apreciables medios financieros”.
No se destapará si hay personas influyentes por el medio, eso podemos darlo por seguro.

Ningún niño está preparado psicológicamente para el abuso sexual. El Manual de Prevención del Abuso Sexual Infantil publicado por “Save the Children”, expone las siguientes consecuencias:

Consecuencias a corto plazo del abuso sexual infantil

- Físicas: pesadillas y problemas de sueño, cambios de hábitos de comida, pérdida de control de esfínteres.
- Conductuales: Consumo de drogas y alcohol, fugas, conductas auto lesivas o suicidas, hiperactividad, bajada del rendimiento académico.
- Emocionales: miedo generalizado, agresividad, culpa y vergüenza, aislamiento, ansiedad, depresión, baja estima, rechazo al propio cuerpo.
- Sexuales: conocimiento sexual precoz e impropio a su edad, masturbación compulsiva, exhibicionismo, problemas de identidad sexual.
- Sociales: déficit en habilidades sociales, retraimiento social, conductas antisociales.

Consecuencias a largo plazo del abuso sexual infantil

Existen consecuencias de la vivencia que permanecen o, incluso, pueden agudizarse con el tiempo, hasta llegar a configurar patologías definidas. Por ejemplo:
- Físicas: dolores crónicos generales, hipocondría o trastornos psicosomáticos, alteraciones del sueño y pesadillas constantes, problemas gastrointestinales, desorden alimentario.
- Conductuales: intento de suicidio, consumo de drogas y alcohol, trastorno de identidad.
- Emocionales: depresión, ansiedad, baja estima, dificultad para expresar sentimientos.
- Sexuales: fobias sexuales, disfunciones sexuales, falta de satisfacción o incapacidad para el orgasmo, alteraciones de la motivación sexual, mayor probabilidad de sufrir violaciones y de entrar en la prostitución, dificultad para establecer relaciones sexuales.
- Sociales: problemas de relación interpersonal, aislamiento, dificultades de vinculación afectiva con los hijos.

Dicen que evolucionamos. Yo entiendo por “evolucionar”… desarrollar, ir hacia delante, mudar el propósito, la conducta, la actitud. Pero si a este hecho lo llaman “evolución”, que baje Dios y lo vea.

Que el mundo está podrido, no cabe duda. Vamos de mal a peor.

La noticia completa aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El respeto es la base del entendimiento entre los seres humanos.