viernes, 8 de abril de 2011

ATEOS

Pienso que un ateo no deja de ser una persona digna y honrada, una persona libre que está en su derecho de no creer en Dios. Y también pienso que aunque no sea creyente, eso no le quitará de contemplar las verdaderas obras de arte que en Semana Santa pasean por las ciudades (si es que le gusta el arte, claro está), porque, aunque para los creyentes representen una imagen divina, no dejan de ser obras de arte. Y si no quiere contemplarlas, pues aprovechará esos días festivos para lo que le venga en gana.

Ahora bien, "el colectivo de Ateos en Lucha", que se creen con todo el derecho de insultar a los creyentes, organizan una procesión paralela a la procesión de Jueves Santo, en la que seguirán los pasos llamándolos "La virgen del mismísimo coño" o la "hermandad de la santa pedofilia" entre otros. En una entrevista radiofónica, un portavoz de este grupo aseguraba que "somos un frente de ideas, ideológico, que estamos exclusivamente para castigar a la conciencia católica. Nuestro propósito es hacer daño, o sea, hacer daño en la ideología de la gente. No nos andamos con contemplaciones".

¿Con que derecho se creen estos tipos a cambiar la ideología de la gente? Y si su referencia es quemar Iglesias como se hizo durante la República, pues da que pensar (¿no creen?) que más que ateos es un grupo de sinverguenzas partidistas que solo busca crispación y más crispación. Igualito, igualito que cuando la República, que terminó en una guerra civil.

Pero lo que más me llama la atención es que la Delegada del Gobierno, Mª Dolores Carrión, apruebe esta procesión y la defina como un "acto festivo", lo que da a entender que cuenta con el beneplácito del propio gobierno (me pregunto que dirá José Bono, tan católico como dice que es).

Sinceramente, me parece una aberración. No sé por qué, pero tengo la cosa de que esta vez se van a repartir hostias sin necesidad de curas y que Dios no lo tendrá en cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El respeto es la base del entendimiento entre los seres humanos.